lunes, 1 de mayo de 2017

¿DESDE CUANDO EL ACTIVISMO GLBTI EN ECUADOR SE VOLVIÓ TAN ESTÚPIDO?



El activismo GLBTI en Ecuador debería ser inclusivo, sin banderas, sin dimes y diretes. 
Debería ser un activismo de compromiso.  Los verdaderos activistas creen y están convencidos 
que pueden generar el cambio positivo en esta humanidad tan confundida y dividida.
Pero durante este tiempo he conocido a tanto mocoso ridículo que no tiene ni un ápice de conocimiento sobre derechos humanos, ni siquiera sobre la realidad de los GLBTI en este país, por lo tanto no tiene idea  lo que significa ser  sobre todo un activista honesto y lo que implica el activismo. Es más, varios de los autodenominados activistas, no saben  ni siquiera dónde están  parados.

Y así  quieren crear inclusión, gritan por derechos cuando ellos son los primeros en segregar y minimizar a los de su misma condición sexual y de género. Algunos hasta se creen  las gallinas de los huevos de oro minimizando  al resto . Gran parte ni siquiera sabe lo que es educación y cultura, no tienen idea de lo que significa saludar  (Por lo menos digan buenas días o  buenas tardes que no se le va caer la boca por realizar un acto que significa nobleza).  Varios creen que el activismo no implica trabajo y que lo máximo en el mundo es drogarse , beber alcohol, pasar en farras y ser mantenidos. 
Algunos de estos supuestos activistas se  jactan de no estar en la norma del machismo cuando sus actitudes ridículas delatan todo lo contrario. Quieren respeto y son los primeros en no respetar a nadie ni siquiera tienen  respeto por sí mismos. Y  aun así, con esta mentalidad,  quieren o pretenden crear un cambio.

Muchos de los activistas actuales ni nacían, cuando varios empezamos nuestra lucha en tiempos verdaderamente difíciles, en que realmente tenías que ser muy valiente para ser activista, pero después nos desencantamos de los activistas ansiosos por reconocimiento porque vino el virus del activismo por dinero.

Prefiero seguir con mi activismo anónimo,  no reconocido y silencioso ya que con convencimiento  y  mis propios medios, aunque no tengo tantos como los tienen los que reciben dinero a nombre nuestro, pero he hecho y   hago más cosas positivas en bien de varios GLBTI  que muchos de los que ahora denominamos “activistas faranduleros ecuatorianos”.

PARA SER ACTIVISTA DE VERDAD HAY QUE DEJAR DE SER ARROGANTE Y APRENDER A SER HUMILDE,  PORQUE ASÍ COMO SUBES,  LOS MISMOS QUE TE HICIERON CREER QUE ERES GRANDE, ELLOS MISMOS TE BAJAN.  SIEMPRE VAN A ENCONTRAR A ALGUIEN MEJOR QUE TU O A OTROS A QUIÉN MANIPULAR. 

Guaguas arrogantes de la última generación,  creen que saliendo a gritar hacen mucho,  pero viendo cómo va la situación política del país, a veces, con gritos no se logra nada. Para algunos, simplemente gritando lograran un poquito de la tan ansiada notoriedad que les hace falta para elevar su tan baja auto estima. 

Jeaneth López. 


No hay comentarios: